¿QUÉ VINO BLANCO ELEGIR?

 

Los vinos del verano son, sin dudarlo,  los vinos blancos por su suavidad al paladar, su aromas afrutados y cómo no, porque se toman fresquitos, lo que permite aliviarse del calor veraniego. A la hora de escoger un vino blanco surgen multitud de denominaciones de origen y variedades. Sin embargo,  a pesar de las multiples opciones que existen,  a la hora de la verdad,  la decisión de qué vino blanco elegir se concreta entra entre un vino blanco un Rueda,  un Ribeiro o un Albariño.

EL vino blanco a elegir responde a unas características muy distintivas que hace que se distingan claramente y se adecúen perfectamente a los gustos de cada consumidor.

VINOS DE RUEDA

Los vinos blancos de Rueda prioritariamente son Verdejo, si bien pueden ser Viura o mezcla.  La variedad verdejo presentan un color entre amarillo pálido a amarillo verdoso y amarillo pajizo intenso, limpio y brillante. En nariz,  resaltan los intensos aromas frutales nos recuerdan a los cítricos, a la fruta blanca de árbol, como la pera, y a los matices vegetales como el anís, el heno y el hinojo. Puede presentar también apuntes aromáticos herbáceos de intensidad media. El resultado son vinos de cuerpo y estructura y con un característico toque amargo que les confiere personalidad, pero siempre acompañado de una gran expresión frutal.

Los Rueda Verdejo son vinos que si se dejan un año en botella pierden esa acidez característica y ganan en golosidad.

En Lar de Baco, recomendamos que el vino blanco a elegir de Rueda es Basa, uno de los mejores Rueda,  si no es el mejor de ellos.

VINOS RIBEIRO

La variedad por excelencia del vino blanco gallego Ribeiro es la uva Treixadura, aunque también se emplean otras como Palomino, Torrontés, etc.

El vino blanco de Ribeiro es fresco, seco, ligero, frescos, de sabor afrutado y su color es pajizo pálido. Posee una acidez fija elevada y su graduación alcohólica oscila entre 9,5º y 13.º.

Los vinos blancos de la variedad Treixadura son aromáticos, finos y elegantes. En nariz son frutales y florales, con notas balsámicas. El buen contenido alcohólico equilibra la acidez, por lo que resultan frescos, untuosos y sabrosos. Los vinos con un alto porcentaje de Treixadura evolucionan positivamente por lo menos hasta dos años después de la vendimia.

En Lar de Baco, recomendamos que el vino blanco a elegir de Ribeiro es Catro Parroquias, para poder apreciar las exquisitas caracterísiticas de la Treixadura o Viña Leda, un vino elegante que no deja a nadie indiferente. Dos de los mejores vinos Ribeiro que se pueden elegir.

VINO ALBARIÑO

Los vinos blancos gallegos derivados de la uva Albariño son realmente excelentes y cuentan con gran reconocimiento internacional debido a que posee ciertas cualidades que los han catalogado como algunos de los vinos más finos que se pueden tomar.

Este vino suele presentar un color amarillo pálido que va acompañado de algunos destellos verdosos. Tiene un carácter brillante y llamativo que lo hacen muy apetecible.

Su aroma se presenta de manera intensa con una fuerte carga aromática donde resaltan los olores frutales como fruta blanca, manzana, cítricos, piña, albaricoque conjugado con un toque floral que trae a la mente el jazmín y otras flores blancas. Los aires balsámicos y especiados también se hacen sentir en su particular olor.

Posee muy buen cuerpo, un grado alcohólico de 11° a 13°, un regusto placentero y matices amplios que lo hacen sobresalir en relación a otras variedades de vino.

El sabor se muestra muy compacto logrando un perfecto equilibrio entre el alcohol y la acidez que lo hacen especialmente agradable al paladar.

En Lar de Baco, recomendamos que el vino blanco a elegir Albariño es Albariño Cosechero, para quienes deseen inicarse en la cultura del Albariño o Cinco Ríashttps://www.lardebaco.com/7-cinco-rias, para quienes prefieran decantarse por un Rías Baíxas con la mejor relacion calidad – precio del mercado.